CUANDO TU HIJ@ SE ROMPE NECESITAS UN BUEN ABOGADO

Especializado en Menores

¿Te ha pasado que...?

A mi hija le están molestando otros alumnos en el colegio y nadie hace nada por ayudarle.

El director dice que sigue con el protocolo estipulado pero ella vuelve todos los días a casa llorando y se encierra en el cuarto.

¿Qué puedo hacer?

¡Necesito tomar medidas urgentes!

¿Te ha pasado que...?

Mi hijo empezó a frecuentar malas compañías hace un tiempo.

No sé en qué momento le perdí la pista pero hoy el Juzgado de Menores nos ha notificado que está implicado en un caso de acoso escolar a un compañero de clase.

Mañana mismo tiene que ir a declarar.

 

Necesito un Abogado Especialista en Menores, URGENTE

Soy Javier Sanz, abogado especializado en Menores.

La Ley de Menores se aplica para exigir la responsabilidad de las personas mayores de catorce años y menores de dieciocho por la comisión de hechos tipificados como delitos o faltas en el Código Penal o las leyes penales especiales.

Mi labor como letrado es garantizar la intervención educativa que trasciende a todos los aspectos de su regulación y la seguridad jurídica de los menores.

Los padres y madres deben

Velar por sus hijos y tenerlos en su compañía

Alimentarlos, educarlos…

Procurarles una formación integral

Reparar los daños causados por su culpa o negligencia

Consulte a su Abogado Especializado en Menores AHORA

– Atención Inmediata

– Sin Límite de tiempo

– Reciba un estudio completo de su caso

Despacho Especialista en Menores

ACUDIR A UN PROFESIONAL ES LA MEJOR SOLUCIÓN PARA RECONDUCIR UNA CONDUCTA Y DEFENDER LOS DERECHOS DE LOS MENORES.

En muchos casos, se pueden producir  en los menores cambios de hábitos, como uso excesivo de dispositivos móviles, baja asistencia a clase, ausencia en actividades preferidas, altibajos en rendimiento escolar, variaciones en sus actividades de ocio, cambios alimenticios significativos, dependencia hacia un adulto, o modificación de sus costumbres de tiempo libre.

Además se pueden producir cambios en su conducta, disminución de la capacidad de concentración y atención, estados de humor: irascibilidad, tristeza, aislamiento, rechazo social y ruptura con su círculo de confianza más íntimo.

Sin embargo, en estos casos se debe analizar la causa de los cambios, y apoyar al menor con la ayuda de un profesional.

abogado de menores

¿Es tu hijo víctima de bullying o acoso escolar?

Consulte a su Abogado Especializado en Menores AHORA

– Atención Inmediata

– Sin Límite de tiempo

– Reciba un estudio completo de su caso

¿A quién va dirigido este servicio?

Padres impotentes de ver cómo sus hijos llegan derrotados a casa.

Madres que quieren que la escuela sea un lugar seguro y educativo para sus hijos.

 Progenitores preocupados por el mal uso que se da a las tecnologías y el riesgo que ello supone para los menores.

¿Qué opinan mis clientes?

Durante la adolescencia, mis «amigos» del colegio se metían conmigo. Todos los días tenía que pasar por ese suplicio.

Dejé de comportarme como yo era y bajó radicalmente mi rendimiento escolar hasta el punto de tener que repetir el selectivo porque no me alcanzaba la nota.

Fueron años muy duros y quiero agradecerle a mi abogado que siempre estuviera a mi lado.

Imagen de Archivo

Protección del menor

Mi hijo empezó a frecuentar malas compañías y cuando me quise dar cuenta estaba implicado en un caso de acoso escolar a un compañero de clase.

No sé en qué momento le perdí la pista pero con la ayuda de mi abogado hemos podido reconducir su conducta.

Imagen de Archivo

Protección de Menores

Asesores legales en la Comunidad Valenciana

Abogados para Delitos contra Menores en la Comunidad Valenciana

Todo niño  o adolescente menor de 18 años, según las leyes españolas debe recibir un trato especial, puesto a pesar de percibir derechos jurídicos desde su nacimiento, no se encuentra en la capacidad para ejercer ninguna actividad legal hasta alcanzar su mayoría de edad.

Por tal razón, como abogados especialistas en menores de edad, nos comprometemos a defender sus derechos y velar por sus intereses.

Asesorías personalizadas en casos de:

Violencia escolar

Brindamos apoyo en esta difícil situación, en las que se producen maltratos y físicos  psicológicos.

Bullying o Acoso Escolar

Recibe la mejor asesoría y protege la integridad de tu hijo.

Gestionamos reuniones con la escuela y ponemos un STOP a los maltratadores.  

Corrupción en Menores

Protegemos y defendemos a todos los menores que han sido utilizados con fines sexuales o víctimas de SEXTING (difusión de imágenes con contenido erótico no autorizado).

Prestamos especial atención a esos casos y trabajamos insistentemente hasta encontrar una solución.

Firma de Abogados de Menores en Valencia

Consulta Gratis para Menores

Recibe asesorías y resuelve los problemas que tanto te preocupan.

Apoya a tus hijos en cualquier incoveniente que se les presente.

Asegúrate de trabajar con abogados especializados.

Contamos con un especialista en derecho de familia y protección de los menores.

La primera consulta en Valencia es gratis.

Despacho de Letrados Especialistas para Menores en Alicante

Defensa de Menores

Si tu hij@ presenta problemas en el colegio o ha tenido un conflicto, es necesario que contactes con abogados especializados.

En nuestro despacho de Alicante puedes encontrar al experto indicado para ti y tus hij@s.

Nuestro abogado especializado en menores, podrá resolver tu problema y devolverte la tranquilidad.

Consulta cuanto antes, hemos habilitado teléfono, whatsapp o formularios para que puedas agendar una cita.

La primera consulta es gratis.

Bufete de Abogados Expertos en Menores en Castellón

Abogado especializado en Menores

Para un padre o una madre sus hij@s son lo más importante.

Por ello, si crees que hay situaciones que están perturbando su ánimo u ocasionándole problemas en la escuela, te invitamos a ponerte en contacto cuanto antes.

Recibe un estudio completo del caso  y examinaremos las posibles formas de ayudar a tu pequeño.

La primera asesoría en Castellón es gratis.

¿Tienes dudas?

Escríbenos a hola@abogadoviolenciadegenero.com y resolveremos cualquier duda que tengas
¿Cuando se inicia un procedimiento penal frente a un menor de edad?
En el momento en que el Fiscal de Menores tiene conocimiento de la posible comisión de un delito por personas mayores de 14 años y menores de 18, así lo dispone el artículo 1 de la Ley 5/2000.
¿Cuánto tiempo puede estar detenido un menor por la Policía?

La detención de un menor no podrá durar más tiempo del estrictamente necesario para la realización de las averiguaciones tendentes al esclarecimiento de los hechos, y, en todo caso, dentro del plazo máximo de 24 horas, el menor deberá ser dejado en libertad o puesto a disposición del Ministerio Fiscal.

El Ministerio Fiscal en un plazo máximo de 48 horas desde la detención por la Policía deberá decidir si le deja en libertad o si pide medidas cautelares al Juez de Menores.

¿Es necesaria la asistencia de un Abogado en un procedimiento de menores?

Sí, es obligatorio que todo menor al que le sea imputada la comisión de un delito  esté asistido por un Letrado desde el momento mismo de la detención, si esta se produjera.

Incluso tiene derecho a entrevistarse con el Abogado antes de prestar declaración ante la Policía, cosa que los mayores de edad no pueden hacer.

En caso de carencia de medios será designado uno de oficio.

¿Si el denunciante retirase la denuncia se archivaría el procedimiento?

No, salvo que se tratase del delito o falta de injurias o calumnias, el resto son delitos públicos y por tanto el Ministerio Fiscal ha realizar las indagaciones necesarias para el esclarecimiento de los hechos.

¿Qué penas pueden ser impuestas a los menores de edad?

A los menores de edad no se les imponen penas son medidas de seguridad y se adoptarán en función de la edad, las circunstancias personales, familiares y sociales del menor y su personalidad, buscando siempre las que sean más convenientes para su formación y educación.

Las medidas que pueden ser impuestas son las siguientes:

Internamiento en régimen cerrado. Las personas sometidas a esta medida residirán en el centro y desarrollarán en el mismo las actividades formativas, educativas, laborales y de ocio.

Internamiento en régimen semiabierto. Las personas sometidas a esta medida residirán en el centro, pero podrán realizar fuera del mismo alguna o algunas de las actividades formativas, educativas, laborales y de ocio establecidas en el programa individualizado de ejecución de la medida.

La realización de actividades fuera del centro quedará condicionada a la evolución de la persona y al cumplimiento de los objetivos previstos en las mismas, pudiendo el Juez de Menores suspenderlas por tiempo determinado, acordando que todas las actividades se lleven a cabo dentro del centro.

Internamiento en régimen abierto. Las personas sometidas a esta medida llevarán a cabo todas las actividades del proyecto educativo en los servicios normalizados del entorno, residiendo en el centro como domicilio habitual, con sujeción al programa y régimen interno del mismo.

Internamiento terapéutico en régimen cerrado, semiabierto o abierto. En los centros de esta naturaleza se realizará una atención educativa especializada o tratamiento específico dirigido a personas que padezcan anomalías o alteraciones psíquicas, un estado de dependencia de bebidas alcohólicas, drogas tóxicas o sustancias psicotrópicas, o alteraciones en la percepción que determinen una alteración grave de la conciencia de la realidad. Esta medida podrá aplicarse sola o como complemento de otra medida prevista en este artículo. Cuando el interesado rechace un tratamiento de deshabituación, el Juez habrá de aplicarle otra medida adecuada a sus circunstancias.

Tratamiento ambulatorio. Las personas sometidas a esta medida habrán de asistir al centro designado con la periodicidad requerida por los facultativos que las atiendan y seguir las pautas fijadas para el adecuado tratamiento de la anomalía o alteración psíquica, adicción al consumo de bebidas alcohólicas, drogas tóxicas o sustancias psicotrópicas, o alteraciones en la percepción que padezcan. Esta medida podrá aplicarse sola o como complemento de otra medida prevista en este artículo. Cuando el interesado rechace un tratamiento de deshabituación, el Juez habrá de aplicarle otra medida adecuada a sus circunstancias.

Asistencia a un centro de día. Las personas sometidas a esta medida residirán en su domicilio habitual y acudirán a un centro, plenamente integrado en la comunidad, a realizar actividades de apoyo, educativas, formativas, laborales o de ocio.

Permanencia de fin de semana. Las personas sometidas a esta medida permanecerán en su domicilio o en un centro hasta un máximo de treinta y seis horas entre la tarde o noche del viernes y la noche del domingo, a excepción, en su caso, del tiempo que deban dedicar a las tareas socio-educativas asignadas por el Juez que deban llevarse a cabo fuera del lugar de permanencia.

Libertad vigilada. En esta medida se ha de hacer un seguimiento de la actividad de la persona sometida a la misma y de su asistencia a la escuela, al centro de formación profesional o al lugar de trabajo, según los casos, procurando ayudar a aquélla a superar los factores que determinaron la infracción cometida.

Asimismo, esta medida obliga, en su caso, a seguir las pautas socio-educativas que señale la entidad pública o el profesional encargado de su seguimiento, de acuerdo con el programa de intervención elaborado al efecto y aprobado por el Juez de Menores.

La persona sometida a la medida también queda obligada a mantener con dicho profesional las entrevistas establecidas en el programa y a cumplir, en su caso, las reglas de conducta impuestas por el Juez, que podrán ser alguna o algunas de las siguientes:

1ª Obligación de asistir con regularidad al centro docente correspondiente, si el menor está en edad de escolarización obligatoria, y acreditar ante el Juez dicha asistencia regular o justificar en su caso las ausencias, cuantas veces fuere requerido para ello.

2ª Obligación de someterse a programas de tipo formativo, cultural, educativo, profesional, laboral, de educación sexual, de educación vial u otros similares.

3ª Prohibición de acudir a determinados lugares, establecimientos o espectáculos.

4ª Prohibición de ausentarse del lugar de residencia sin autorización judicial previa.

5ª Obligación de residir en un lugar determinado.

6ª Obligación de comparecer personalmente ante el Juzgado de Menores o profesional que se designe, para informar de las actividades realizadas y justificarlas.

7ª Cualesquiera otras obligaciones que el Juez, de oficio o a instancia del Ministerio Fiscal, estime convenientes para la reinserción social del sentenciado, siempre que no atenten contra su dignidad como persona. Si alguna de estas obligaciones implicase la imposibilidad del menor de continuar conviviendo con sus padres, tutores o guardadores, el Ministerio Fiscal deberá remitir testimonio de los particulares a la entidad pública de protección del menor, y dicha entidad deberá promover las medidas de protección adecuadas a las circunstancias de aquél, conforme a lo dispuesto en la Ley Orgánica 1/1996.

La prohibición de aproximarse o comunicarse con la víctima o con aquellos de sus familiares u otras personas que determine el Juez. Esta medida impedirá al menor acercarse a ellos, en cualquier lugar donde se encuentren, así como a su domicilio, a su centro docente, a sus lugares de trabajo y a cualquier otro que sea frecuentado por ellos.

La prohibición de comunicarse con la víctima, o con aquellos de sus familiares u otras personas que determine el Juez o Tribunal, impedirá al menor establecer con ellas, por cualquier medio de comunicación o medio informático o telemático, contacto escrito, verbal o visual. Si esta medida implicase la imposibilidad del menor de continuar viviendo con sus padres, tutores o guardadores, el Ministerio Fiscal deberá remitir testimonio de los particulares a la entidad pública de protección del menor, y dicha entidad deberá promover las medidas de protección adecuadas a las circunstancias de aquél, conforme a lo dispuesto en la Ley Orgánica 1/1996.

Convivencia con otra persona, familia o grupo educativo. La persona sometida a esta medida debe convivir, durante el período de tiempo establecido por el Juez, con otra persona, con una familia distinta a la suya o con un grupo educativo, adecuadamente seleccionados para orientar a aquélla en su proceso de socialización.

Prestaciones en beneficio de la comunidad. La persona sometida a esta medida, que no podrá imponerse sin su consentimiento, ha de realizar las actividades no retribuidas que se le indiquen, de interés social o en beneficio de personas en situación de precariedad.

Realización de tareas socio-educativas. La persona sometida a esta medida ha de realizar, sin internamiento ni libertad vigilada, actividades específicas de contenido educativo encaminadas a facilitarle el desarrollo de su competencia social.

Amonestación. Esta medida consiste en la reprensión de la persona llevada a cabo por el Juez de Menores y dirigida a hacerle comprender la gravedad de los hechos cometidos y las consecuencias que los mismos han tenido o podrían haber tenido, instándole a no volver a cometer tales hechos en el futuro.

Privación del permiso de conducir ciclomotores y vehículos a motor, o del derecho a obtenerlo, o de las licencias administrativas para caza o para uso de cualquier tipo de armas. Esta medida podrá imponerse como accesoria cuando el delito o falta se hubiere cometido utilizando un ciclomotor o un vehículo a motor, o un arma, respectivamente.

Inhabilitación absoluta. La medida de inhabilitación absoluta produce la privación definitiva de todos los honores, empleos y cargos públicos sobre el que recayere, aunque sean electivos; así como la incapacidad para obtener los mismos o cualesquiera otros honores, cargos o empleos públicos, y la de ser elegido para cargo público, durante el tiempo de la medida.

¿La condena impuesta a un menor de edad genera antecedentes penales?
No, en ningún caso una persona tendrá antecedentes penales por los hechos que cometiese siendo menor de edad, cosa distinta será la existencia de antecedentes policiales, es decir, que en los ficheros de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado queden sus datos registrados, para suprimirlos se podrá instar la correspondiente cancelación.
¿Quién decide qué medidas se han de imponer al menor?
Es el Juez el que decide la medida que se ha de imponer al menor o incluso el Ministerio Fiscal, en determinados supuestos.

En ambos casos se tendrá muy en cuenta el Informe elaborado por el Equipo Técnico, en el que profesionales adscritos a la Fiscalía, expresarán la medida que entienden más adecuada para el menor.

En este informe se informará sobre la situación psicológica, educativa y familiar, así como sobre su entorno social, y en general sobre cualquier otra circunstancia relevante.

¿Pueden se impuestas medidas cautelares a un menor antes de que haya una Sentencia?
Sí, en determinados supuestos el Juez de Menores a petición del Ministerio Fiscal puede acordar, tras la celebración de una audiencia, que el menor quede sometido a una o varias medidas cautelares.

Para ello han de existir indicios racionales de la comisión de un delito por parte del menor y el riesgo de eludir u obstruir la acción de la justicia o de atentar contra los bienes de la víctima.

Las medidas podrán consistir en:

– Internamiento en Centro. (Por un periodo de seis meses prorrogables tres más)

– Libertad Vigilada. (Se puede imponer hasta la fecha de la Sentencia firme)

– Prohibición de Aproximarse o Comunicarse con la víctima o con sus familiares u otras personas que determine el Juez. (Se puede imponer hasta la fecha de Sentencia Firme)

La primera consulta es gratuita

Visítanos o envíanos un mail con tus datos y te llamamos.

También puedes ponerte en contacto mediante nuestro teléfono, whatsapp o redes sociales.

Contáctanos

Valencia: Patio 1 pta 2, Av. de Pío XII, 1 (46009)

Alicante: Carretera Superior 78, Benitatxell (03726)

Castellón: Av. Rei En Jaume, 23 (12001)

hola@abogadoviolenciadegenero.com

*